Prevención, detección y manejo de la resistencia a herbicidas

Autores/as

  • Ricardo Alcántara-de la Cruz

DOI:

https://doi.org/10.53897/RevAIA.22.26.18

Palabras clave:

Mecanismos, prospecciones de campo, resistencia cruzada, resistencia múltiple, sitio de acción

Resumen

Introducción. El uso continuo de herbicidas, frecuentemente con múltiples aplicaciones durante el mismo ciclo agrícola, provoca el surgimiento de biotipos/poblaciones de malezas resistentes. La resistencia es la capacidad hereditaria de algunos individuos para crecer y reproducirse sexualmente después del tratamiento de un herbicida a dosis de campo letal para los individuos susceptibles de la población (WSSA, 1998). Objetivos. Entender qué es la resistencia a herbicidas, cuáles son los tipos mecanismos que la confieren y la importancia de su caracterización sirven para implementar estrategias de manejo asertivas tanto de prevención como de manejo de la resistencia. Métodos. Los mecanismos que confieren resistencia pueden ser relacionados con el sitio de acción (mutaciones o sobreexpresión del gen que codifica la enzima-objetivo del herbicida) o no relacionados con el sitio de acción (reducida absorción y traslocación, metabolismo, exudación radicular, exclusión celular del herbicida, muerte celular rápida) (Gaines et al., 2020), los cuales son caracterizados por técnicas de biología molecular, pruebas in vivo usando plantas completas, ensayos enzimáticos in vitro, radiológicas ( 14 C), plataformas analíticas (HPLC, LC-MS/MS, GC-MS) entre otras (Dayan et al., 2015; Déyle et al., 2015; Nandula y Vencill, 2015). Resultados y discusión. La identificación de biotipos de malezas resistentes en campo no debe estar relacionado a un mal uso de herbicidas y sí a su falta de eficacia en especies  que previamente eran controladas. Conocer el tipo de mecanismos que confieren resistencia a herbicidas en una población de malezas es fundamental para desarrollar estrategias de manejo adecuadas (Beckie and Harker, 2017). Los mecanismos del sitio de acción son gobernados por un solo gen (resistencia monogénica); por lo tanto, una rotación de herbicidas con modo de acción diferente podría ser suficiente para controlar la resistencia. Sin embargo, los mecanismos no relacionados con el sitio de acción son gobernados por múltiples genes (resistencia poligénica) y cada gen contribuye con cierto nivel de resistencia. Además, estos genes también pueden conferir resistencia múltiple a herbicidas con diferentes mecanismos de acción que no fueron previamente utilizados en el área; por lo tanto, además de rotación de herbicidas, se requieren de estrategias de manejo de la resistencia no químicas. Conclusión. Distinguir poblaciones resistentes (identificar el problema) oportunamente a través de prospecciones de campo, pero principalmente, caracterizar los mecanismos de resistencia (diagnosticar la causa) es esencial para elaborar y ejecutar programas de manejo de resistencia eficientes para evitar el aumento de los niveles de resistencia, así como de la selección de resistencia cruzada o múltiple. 

Descargas

Publicado

2022-09-01