AvAnces en InvestIgAcIón AgropecuArIA 87
Yessica Elena Vázquez-Martínez et al. Aia. 2024. 28: 87-105
iSSN-L 2683 1716
Avances en Investigación Agropecuaria 2024. 28: 87-105
ISSN- L 2683 1716
https://creativecommons.org/licenses/by/4.0/
http://doi.org/10.53897/RevAIA.24.28.08
Observación visual de rumiantes mediante
el método de categorías de bocados para
estimar su consumo voluntario bajo pastoreo de
agostaderosϮ
Visual Observation of Ruminants through the Bite Categories
Method to Estimate their Voluntary Consumption under
Rangelands/Shrublands
Yessica Elena Vázquez-Martínez1 https://orcid.org/0009-0005-2198-1033
Cecilia Carmela Zapata-Campos1 https://orcid.org/0000-0003-4322-8438
Raúl Ávila-Cervantes2 https://orcid.org/0000-0002-6444-0342
Juan Felipe de Jesús Torres-Acosta2 https://orcid.org/0000-0003-3724-3391
Carlos Alfredo Sandoval-Castro2 https://orcid.org/0000-0003-2778-8240
Pedro Geraldo González-Pech2* https://orcid.org/0000-0001-7916-1832
1Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia “Dr. Norberto Treviño Zapata”, Universidad Autónoma
de Tamaulipas, Ciudad Victoria, Tamaulipas, México.
2Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Autónoma de Yucatán, Km 15.5 Carretera
Mérida-Xmatkuil CP 97290, Mérida, Yucatán, México.
*Autor por correspondencia: pedro.gonzalez@correo.uady.mx
ϮTrabajo de revisión
Recibido: 14 de febrero de 2024
Aceptado: 31 de marzo de 2024
Publicado: 06 de mayo de 2024
Resumen
Objetivo. Exponer el método de observación
visual de categorías de bocados para estimar el
consumo de rumiantes en agostaderos, su com-
plejidad, fortalezas y limitantes. Materiales y
métodos. La revisión se focalizó en los trabajos
que mejoraron el método (validación, aumento
Abstract
Objective. To present the method of visual ob-
servation of bite categories to estimate the con-
sumption of ruminants in grassland/shrublands,
its complexity, strengths, and limitations. Ma-
terial and methods. The review focused on
work that improved method (validation, increase
88 AvAnces en InvestIgAcIón AgropecuArIA
Observación visual de rumiantes mediante el método de categorías de bocados...
Yessica Elena Vázquez-Martínez et al. AIA. 2024. 28: 87-105
Issn-L 2683 1716
Introducción
Un animal bien alimentado tendrá mayor oportunidad de expresar su potencial genético,
con niveles de producción de carne o leche acordes a su genotipo, manteniendo al mismo
tiempo un sistema inmune capaz de defenderse de las enfermedades, todo ello se reflejará
en un buen nivel de bienestar animal. Por ello es crucial en todas las especies animales
determinar la cantidad de alimentos que consume al día, conocido como consumo volun-
tario (expresado en gramos de materia seca) así como su calidad. Ello puede ser fácil si
en la precisión de la estimación, repetibilidad y
fiabilidad) y en la identificación de las fortalezas
y limitantes del método, se presentan ejemplos
de su uso en etología, nutrición y parasitología.
Resultados. El método consiste en un conjun-
to de técnicas que integran elementos de etolo-
gía, botánica, nutrición y estadística, resultando
en una estimación confiable y detallada de la
cantidad y calidad de follaje ingerido por los
rumiantes. La validación fue efectuada por di-
versos autores en estudios que abarcan desde los
marcadores de óxido de cromo hasta el uso de
animales fistulados. El método de observación
de bocados evolucionó a lo largo de los años in-
corporando mejoras como el refinamiento de las
categorías de bocados según el tamaño y forma
de las partes de las plantas consumidas (tablas
de categorías de bocados), y el uso de protocolos
de habituación en los animales a observar para
evitar influenciar la conducta de ingestión de
los animales bajo estudio. Conclusión. Es un
método de bajo costo, respetuoso del bienestar
animal, no interfiere con la conducta habitual, la
estimación entre observadores tiene buena repeti-
bilidad y exactitud, la estimación es cuantitativa
y detallada. Sin embargo, su implementación es
laboriosa, requiere conocimientos de etología,
botánica y entrenamiento en la identificación de
las categorías de bocados. Puede considerarse
un método vigente, aplicable si se dispone del
recurso humano capacitado.
Palabras clave
Consumo, cabras, ovejas, bovinos, agostaderos,
vegetación nativa.
in estimation accuracy, repeatability, and relia-
bility), identify the strengths and limitations of
the method and present examples of its use in
ethology, nutrition, and parasitology. Results.
The method is a set of techniques that integra-
tes elements of ethology, botany, nutrition, and
statistics allowing a reliable and detailed esti-
mation of the quantity and quality ingested by
ruminants. The validation was carried out by
various authors on studies supported by the ca-
libration of external markers (chromium oxide),
but also with the use of canulated animals. Over
the years the method has evolved with impro-
vements like the refinement of bite categories
description according to the size and shape of
the parts of the plants consumed (grid of bite
categories). Also, with the use of protocols for
habituation in the animals to be observed to
avoid influencing the feeding behavior of the
animals under study. Conclusion. It is a low-
cost method, respectful of animal welfare, does
not interfere with usual behavior of animals, the
estimation between observers has good repeata-
bility and accuracy, the estimation is quantita-
tive and detailed. However, its implementation
is laborious, requiring knowledge on ethology,
botany, and training in the identification of the
bite categories. It can be considered a current
method, applicable if trained human resources
are available.
Keywords
Intake, goats, sheep, cattle, rangelands, native
vegetation, rangelands
AvAnces en InvestIgAcIón AgropecuArIA 89
Revista de investigación y difusión científica agropecuaria
Yessica Elena Vázquez-Martínez et al. Aia. 2024. 28: 87-105
iSSN-L 2683 1716
son alimentados en comedero ya que la diferencia entre la cantidad ofrecida y rechazada
representa el consumo voluntario.
El mismo enfoque se aplica cuando son alimentados en praderas de gramíneas
homogéneas (una o algunas pocas especies); es decir, una sola especie de pasto. Por
ejemplo, midiendo la altura del pasto antes y después del pastoreo es posible estimar
cuánto consumieron los animales en una determinada superficie (Linehan et al., 1947;
T’Mannetje, 1978).
Sin embargo, estimar la cantidad de forraje que ingieren los rumiantes en praderas
con muchas especies de plantas es más complicado. Esto debido a la diversidad de forma
de vida (árboles, arbustivas de hoja bipinada con o sin espinas o de hoja redondeada,
enredaderas, pastos y herbáceas), las cuales crecen y rebrotan a ritmos diferentes a lo
largo de las épocas del año. Además, tales plantas pueden estar distribuidas de una
manera no uniforme en el área de pastoreo. Adicionalmente, el animal puede elegir con
base en su experiencia, es el animal mismo quien decide cuáles plantas, cuánto de esas
plantas y qué parte de las mismas consumir. En tales condiciones el método más pertinente
para estimar el consumo puede ser la observación directa de las categorías de bocados
consumidos (Agreil y Meuret, 2004; Bonnet et al., 2015). Por lo que, identificar qué
cantidad y calidad come el animal durante el pastoreo de vegetación heterogénea permitirá
por supuesto estimar el nivel de producción (carne/leche) que sería posible obtener, e
incluso puede ayudar a diseñar el suplemento dietético correcto en caso de ser necesario.
Como método de investigación la observación visual de categorías de bocados para
estimar el consumo voluntario puede usarse tanto para la ciencia básica como para la
ciencia aplicada en áreas tan diversas como la etología (González-Pech et al., 2021),
nutrición (Ventura-Cordero et al., 2019) o parasitología (Jaimez-Rodríguez et al., 2019).
Motivo por el cual, el objetivo del presente trabajo es exponer el método de observación
visual de categorías de bocados para estimar el consumo de rumiantes en agostaderos, su
complejidad, fortalezas y limitantes.
Desde sus inicios en los años 1960-1970, con estudios en ganado bovino en
agostaderos (Reppert, 1960) y ciervos mulos en una cuenca hidrográfica (Neff, 1974)
hasta el estudio de la selección de la dieta del serau japonés (Takada, 2024) una cantidad
considerable de investigaciones utilizan esta metodología, por lo que es importante revisar
las fortalezas y limitantes que aporta en la investigación sobre alimentación de rumiantes
en agostaderos.
El enfoque de la presente revisión se centra en aquellos trabajos que significaron
avances en el método, ya sea por la validación efectuada al contrastar el resultado
(consumo de materia seca) con otros métodos, o demostrar la repetibilidad o fiabilidad
en la observación, mejorar la descripción y muestreo de las categorías de bocados o
definir el manejo necesario para la habituación de los animales, crucial para evitar que el
observador afecte el consumo. También se incluyen trabajos que ejemplifican su utilización
en disciplinas como la etología, nutrición y parasitología, así como las fortalezas y limitantes
de este método.
90 AvAnces en InvestIgAcIón AgropecuArIA
Observación visual de rumiantes mediante el método de categorías de bocados...
Yessica Elena Vázquez-Martínez et al. AIA. 2024. 28: 87-105
Issn-L 2683 1716
Etapas para la implementación del método de observación directa de las
categorías de bocados
Conocer las especies de plantas presentes en el área de pastoreo que es objeto de
estudio
Para esto se deben colectar especímenes de plantas con sus tallos, hojas, flores y frutos.
Estas colectas sirven para la identificación botánica precisa de la planta efectuado en
algún laboratorio. Para ello se debe tomar una muestra de la planta prensada, secada y
etiquetada para su identificación, registro y almacenamiento (voucher) en un herbario
certificado. Es importante identificar incluso aquellas especies de plantas que son presu-
miblemente no comestibles, ya que como reportado por Torres-Fajardo et al. (2022) los
rumiantes habituados al pastoreo de agostaderos o vegetación nativa, pueden consumir
cantidades limitadas de plantas consideradas a priori como no comestibles pues poseen
habilidades y capacidades de pastoreo diferentes de los animales alimentados exclusiva-
mente con gramíneas.
Identificar las categorías de bocados a las cuales se les asignan códigos de bocados
Un bocado es la parte de la planta que es desprendida e ingerida por el animal. Como
parte del método, estos se estratifican en categorías según la forma y tamaño de la sección
(hoja, rama, fruto, flor) de la planta que es desprendida, asignándosele un código que
identifica a dicha categoría de bocado. Existen varias tablas de categorías: para ovejas
(Agreil y Meuret, 2014), cabras (González-Pech et al., 2014; 2015) y bovinos (Bonnet
et al., 2015) en varios tipos de vegetación. La tabla de categorías de bocados adapta-
da a las condiciones de la selva baja caducifolia del sureste de México fue diseñada por
González-Pech et al. (2014), con ella se permite identificar cualquier bocado en más
de 80 especies de plantas e incluye códigos para categorías efectuados por el animal en
especies de plantas de hoja bipinada, por ejemplo la Leucaena leucocephala (figura 1),
donde cada código o acrónimo indica la forma de la parte de la planta que es removida
por el animal, la vocal con la que termina el código indica el tamaño en centímetros. Así
por ejemplo obi significa un bocado conformado por hoja redonda o redondeada de 6 de
10 cm, obo un bocado de hoja redonda o redondeada con un tamaño de 11 a 15 cm y
así sucesivamente. El código roba a robus indican bocados conformados por hoja redonda
o redondeada que incluyen ramas. Los códigos ra a rus bocados para enredaderas, los
códigos hua a hus bocados efectuados en plantas de hoja bipinada, y los códigos la a lus,
bocados efectuados en gramíneas.
AvAnces en InvestIgAcIón AgropecuArIA 91
Revista de investigación y difusión científica agropecuaria
Yessica Elena Vázquez-Martínez et al. Aia. 2024. 28: 87-105
iSSN-L 2683 1716
Figura 1
Categorías de bocados descrita en González-Pech et al. (2014)
Los códigos para cada categoría se indica arriba de los íconos, el largo del material removido está en cen-
tímetros. De izquierda a derecha las columnas indican la parte y forma que es separada de la planta por el
animal al efectuar el bocado: 1ª columna: hojas redondas o redondeadas; 2ª columna: hojas redondas u hojas
redondas, pero incluyendo parte de la rama; 3ª columna: hojas y liana de enredaderas; 4ª columna: hojas
y ramas de especies de plantas de hoja bipinnada (con o sin espinas); 5ª columna: hojas de gramíneas. Se
incluyen tres códigos que indican el consumo de flores (flo) frutos (fru) y vainas en el suelo (vaisol).
92 AvAnces en InvestIgAcIón AgropecuArIA
Observación visual de rumiantes mediante el método de categorías de bocados...
Yessica Elena Vázquez-Martínez et al. AIA. 2024. 28: 87-105
Issn-L 2683 1716
La versatilidad de dicha tabla de categorías de bocados se empleó con éxito en
áreas similares como la vegetación de nativa del nordeste brasileño (Barros-Brito et al.,
2021) y el matorral tipo espinoso tamaulipeco (Vázquez-Martínez et al., 2023), en el
último caso se añadieron categorías exclusivas para las cactáceas. Como ejemplifica el
caso tamaulipeco, las perspectivas del empleo de la tabla de categorías de bocados en
agostaderos o vegetaciones diferentes a las ya mencionadas son positivas.
Habituar o familiarizar a los animales a la presencia de los observadores
Es importante que los animales observados no respondan huyendo o mostrando interés
por la presencia de los observadores durante el pastoreo (Agreil y Meuret, 2004). Si
bien este paso requiere invertir tiempo, el protocolo de habituación (González-Pech et
al., 2018a) permite lograr que el observador sea aceptado por el rebaño sin modificar
ni interferir con la conducta de pastoreo. Ello se logra mediante la exposición gradual
y creciente del estímulo que representa la presencia y acercamiento del observador sin
ocasionar repercusiones negativas ni positivas en los animales. La frecuencia con que
los animales reducen las conductas de huida o seguimiento se toma como indicador del
avance de la habituación, se considera superada esta etapa cuando el observador puede
aproximarse y seguir al animal a una distancia de un metro sin que el animal interrumpa
o modifique su conducta de pastoreo (González-Pech et al., 2018a).
Observar al animal durante el pastoreo
El observador dicta en tiempo real (en grabadoras de audio) las especies de planta y
los códigos correspondientes a las categorías de bocados efectuados por el animal. El
empleo del dictado permite al observador mantener la atención en la observación del
animal (figura 2), ya que no es necesario apartar la vista como sería el caso para realizar
un registro escrito.
Capturar en una base de datos las especies de plantas y los códigos de categorías
de bocados
Todos los datos de los audios grabados durante el pastoreo deben verterse cuidadosamente
en hojas de cálculo, como por ejemplo en Excel, o bien se puede utilizar algún software
especializado en cronología de la conducta como EthoLog (Ottoni, 1997), que permite
capturar los códigos de las categorías de bocados y registra los segundos que transcurren
entre bocados. Sería posible automatizar dicha labor con las tecnologías de reconocimien-
to de voz, como reporta Krishnaraj et al. (2010) en el caso de médicos radiólogos que
dictan los hallazgos a un programa de computadora que genera el reporte escrito. Sin
embargo, dicha tecnología no está disponible en muchos paises, además que una cuida-
dosa verificación de la captura es necesaria.
Determinar los pesos de cada categoría de bocado
Para ello se muestrean las categorías de bocado en las especies de plantas consumidas, con
la técnica de pinza manual o hand-plucking (Wallis de Vries, 1995). Con esta técnica,